register to vote

888.54GALEO

Georgia Vota on Facebook Georgia Vota on Twitter Georgia Vota on Youtube Georgia Vota on Instagram

Posición actual de los candidatos presidenciales  REPUBLICANOS en cuanto a la política de inmigración (2016).

Posición actual de los candidatos presidenciales DEMÓCRATAS en cuanto a la política de inmigración (2016).

(Esta compilación de los puntos de vista de ambos partidos politicos en Estados Unidos fue extraída del sitio en la red cibernética “America’s Voice”.  GALEO no puede tomar crédito ni responsabilidad por este contenido.)

Ideología Sobre Inmigración:

Partido Republicano (2012)

“El Estado de Derecho: la inmigración legal”

El mayor activo de la economía estadounidense es el trabajador estadounidense. Así como la mano de obra inmigrante ayudó a construir nuestro país en el pasado, los inmigrantes legales de hoy están haciendo contribuciones vitales en todos los aspectos de nuestra vida nacional. Su emprendimiento y su compromiso con los valores estadounidenses fortalecen nuestra economía, enriquecen nuestra cultura y nos permiten entender mejor al resto del mundo y a competir con más eficacia con el resto del mundo. La inmigración ilegal socava estos beneficios y afecta a los trabajadores estadounidenses. En una era de terrorismo, carteles de droga, la trata de personas, y las bandas criminales, la presencia de millones de personas no identificadas en este país presenta graves riesgos para la seguridad y la soberanía de los Estados Unidos. Nuestra prioridad, por lo tanto, es garantizar el estado de derecho, tanto en nuestras fronteras como en los puertos de entrada.

Reconocemos que para la mayoría de los que buscan la entrada a este país, la falta de respeto hacia al estado de derecho en sus países de origen ha significado la explotación económica y la opresión política por parte de élites corruptos. En este país, el estado de derecho garantiza la igualdad a todas las personas, incluyendo a más de un millón de inmigrantes a quienes otorgamos residencia permanente cada año. Por eso oponemos cualquier forma de amnistía para aquellos quienes, al violar intencionalmente la ley, ponen en desventaja a quienes la han obedecido. La concesión de amnistía sólo recompensa e incita más a la violación de la ley.  Apoyamos el uso obligatorio del Sistema de Verificación de Extranjeros para Beneficios (Systematic Alien Verification for Entitlements: S.A.V.E) – un sistema basado en la red cibernética Internet que verifica la presencia legal de los solicitantes – antes de la concesión de cualquier derecho del gobierno estatal, federal, o reembolso del IRS. Insistimos en su aplicación en el lugar de trabajo a través de los sistemas de verificación para que los trabajos estén a disposición de todos los trabajadores legales. El uso del programa E-verify – un sistema basado en la red cibernética que verifica la autorización de empleo y la identidad de los empleados – debe ser obligatorio en todo el país. Los esfuerzos de los estados por aplicar la ley en el lugar de trabajo deben ser bienvenidos, no atacados. Cuando los estadounidenses necesitan empleos, es absolutamente esencial que los protejamos de la labor ilegal. Además, es por eso que exigimos sanciones duras para los que roban la identidad, producen documentos fraudulentos, y trafican humanos. Por eso es que apoyamos la legislación republicana para dar al Departamento de Seguridad Nacional la autoridad de detener personas a largo plazo para remover a los extranjeros que son peligrosos pero no elegibles para deportación  de nuestras calles, agilizar la expulsión de extranjeros criminales, y hacer que la pertenencia a pandillas sea una ofensa deportable.

El enfoque de la administración actual sobre la inmigración ha socavado el imperio de la ley en todo momento. Ha disminuido la aplicación de la ley en el lugar de trabajo- e incluso permite que aunque un extranjero ilegal sea descubierto este pueda simplemente pedir trabajo con otro empleador – y desafió a los legítimos esfuerzos estatales para mantener seguras a las comunidades, demandándolos por tratar de hacer cumplir la ley cuando el gobierno federal se niega a hacerlo. Ha creado un programa de amnistía de puerta trasera no reconocido en la ley, se concede la autorización de trabajo a los extranjeros ilegales, y se muestra poco respeto por las situaciones de vida o muerte que enfrentan los hombres y mujeres de la patrulla fronteriza.

Tal vez lo peor de todo es que la administración actual ha dejado de cumplir los medios legales para que los trabajadores o los empresarios que lo deseen, puedan operar dentro de la ley. En contraste, una administración y un congreso republicano se asociarán con los gobiernos locales a través de acuerdos de cooperación para ejecutar las reglas tal como lo permite la sección 287g de la Ley de Inmigración y Nacionalidad para que las comunidades sean más seguras para todos; y tomara en cuenta, a la luz de las necesidades actuales y la práctica histórica, la utilidad de una fuente legal y fiable de mano de obra extranjera cuando sea necesaria a través de un nuevo programa de trabajadores invitados. Crearemos procedimientos humanos para alentar a los extranjeros ilegales a que regresen voluntariamente a sus hogares, mientras que aplicaremos la ley en contra de los que se quedan más tiempo del permitido por sus visas.

Los esfuerzos del Estado para reducir la inmigración ilegal deben ser alentados, no atacados. Las demandas pendientes de parte del  Departamento de Justicia en contra de Arizona, Alabama, Carolina del Sur y Utah, deben ser desestimadas inmediatamente. El vallado de doble capa en la frontera que fue promulgado por el Congreso en el 2006, pero que nunca fue completado, debe ser construido de una vez por todas. Con el fin de restablecer el imperio de la ley, los fondos federales se les deben negar a las ciudades santuario que violan la ley federal y que ponen en peligro a sus propios ciudadanos, y los fondos federales también se les deben negar a las universidades que ofrecen tasas de matrícula estatal a los extranjeros ilegales en desafío abierto a la ley Federal.

Damos las gracias a los miles de inmigrantes nuevos, entre los cuales hay muchos que aun no son ciudadanos, que están sirviendo en las Fuerzas Armadas. Su patriotismo debería alentarnos a todos a abrazar a los recién llegados legalmente, ayudar en su viaje hacia la plena ciudadanía, y ayudar que sus comunidades eviten el aislamiento fuera de la corriente social. Con ese fin, mientras que animamos a la retención y transmisión de lenguas patrimoniales, apoyamos el Inglés como idioma oficial de la nación, una fuerza unificadora esencial para el avance educativo y económico de – no sólo las comunidades inmigrantes -, sino también para nuestra nación en su conjunto.”

 

 

Partido Demócrata (2012)

Fortalecimiento de la Comunidad Americana

Inmigración. Los demócratas están firmemente comprometidos con la promulgación de una reforma migratoria integral que apoye nuestros objetivos económicos y refleje nuestros valores tanto como de una nación de leyes al igual que una nación de inmigrantes. La historia de los Estados Unidos no sería posible sin las generaciones de inmigrantes que han fortalecido nuestro país y contribuido a nuestra economía. Nuestra prosperidad depende de un sistema de inmigración que refleje nuestros valores y cumpla las necesidades de los Estados Unidos. Pero los estadounidenses saben que hoy, nuestro sistema de inmigración es ineficaz – separando familias, socavando a los empresarios honestos y trabajadores, sobrecargando la aplicación de la ley, y dejando atrás a millones de personas que trabajan y viven en las sombras.

Los demócratas saben que hay un amplio consenso para reparar ese sistema y fortalecer nuestra economía, y que el país necesita urgentemente una reforma migratoria integral que reúna a los inmigrantes indocumentados de las sombras y les requiera estar bien con la ley, aprender Inglés, y  pagar impuestos con el fin de obtener un camino para alcanzar la ciudadanía. Nosotros necesitamos una reforma migratoria que cree un sistema para la asignación de visas que cumpla con las necesidades económicas, mantenga las familias juntas, y haga cumplir la ley. Pero en lugar de promover el interés nacional, los republicanos han bloqueado la reforma migratoria en el Congreso y han utilizado este asunto como una cuña política.

A pesar de los obstáculos, el presidente Obama ha logrado avances importantes en la implementación de las políticas de inmigración, las cuales premian el trabajo duro y exigen la responsabilidad personal. Hoy en día, la frontera suroeste esta más segura que en cualquier momento de los últimos 20 años. Los cruces ilegales están en su punto mas bajo desde los últimos 40 años, y la Patrulla Fronteriza tiene mejor personal ahora que en cualquier momento de su historia. Seguimos trabajando para asegurar que los empleadores rindan cuentas por lo gente que contratan. El Departamento de Seguridad Nacional está dando prioridad a la deportación de delincuentes que ponen en peligro nuestras comunidades por encima de la deportación de inmigrantes que no representan una amenaza, como los niños que vinieron aquí por causas ajenas a su propia cuenta y que están llevando a cabo su educación. La administración del presidente Obama ha simplificado el proceso de inmigración legal a los familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses, ha apoyado la reunificación familiar como una prioridad, y ha mejorado las oportunidades de aprendizaje de inglés, y la integración de los inmigrantes. Cuando los estados trataron de interferir con la ley federal de inmigración pasando medidas locales dirigidas a los inmigrantes, esta administración les impugno en los tribunales.

El presidente Obama y los demócratas lucharon por el DREAM Act, una legislación que garantiza que los jóvenes que quieren contribuir plenamente a nuestra sociedad y servir a nuestro país, puedan convertirse en residentes legales y en última instancia en ciudadanos. Aunque este proyecto de ley tiene una larga historia de apoyo entre ambos partidos, los republicanos decidieron jugar a la política con él, en lugar de hacer lo correcto. Así que el gobierno de Obama proporciona alivio temporal para los jóvenes que llegaron a los Estados Unidos cuando eran niños, por causas ajenas a su cuenta, crecieron como americanos, y están a punto de hacer una verdadera contribución a nuestro país.

Estas no son soluciones permanentes. Sólo el Congreso puede proporcionar una solución permanente e integral. Pero estos son pasos en la dirección correcta. El presidente Obama y el Partido Demócrata se destacan por una reforma migratoria integral que prioriza inteligentemente las necesidades de seguridad y económicas de nuestro país, mientras que Mitt Romney y los republicanos se han opuesto a reformas de sentido común para complacer a la extrema derecha.”

 

 

Si tiene preguntas, necesita asistencia, o desea mas información, por favor llame al: 1-888-54-GALEO (42536).

Sign up for our Newsletter!

Copyright © 2017 | Georgia Vota